Feminismo interseccional y la lucha de los pueblos originarios de América.

Ayer, 12 de Octubre, no se celebró “El descubrimiento de América” ni el “Encuentro de dos mundos” y mucho menos el “Día de la raza” como la mayor parte del país y Latinoamérica cree, siento que tengo el deber de informarles que ayer fue el Día de la resistencia de los pueblos originarios americanos, también conocido como el Día de la resistencia indígena (que no es un término apropiado ya que cuando llegaron los españoles a estas hermosas y exóticas tierras las llamaron “Las Indias”, porque enserio creyeron que estaban en India (wut?), desde allí que no me dirijo hacia nuestra gente como “indios”, porque no lo son).

¿Qué tiene que ver toda esta introducción con el feminismo interseccional?, en este post me explayaré según mi manera de pensar:

El concepto de feminismo interseccional nace con la académica Kimberlé Williams Crenshaw en los 80’s, ella examinó cómo categorías biológicas, sociales, culturales y económicas interaccionan entre si. La teoría propone que debemos pensar en estos elementos en forma conjunta para, por ejemplo, comprender temas como la desigualdad económica, social, racial, de género, y de orientaciones sexuales.

Yo me declaro feminista interseccional, el feminismo interseccional es empatía pura, es estar consciente y apoyar a toda minoría en problemas sin dejar de lado el saber que también existen personas y mujeres blancas, con buena situación económica y, por lo tanto con privilegios. Yo me encasillaría dentro de ese grupo, soy rubiecita de ojos claros y más pálida que el papel, parezco gringa y tengo una “buena situación económica”, no soy millonaria, pero sí clase media alta, tuve una “buena formación escolar” (colegio de curas, extremadamente machista pero con excelencia académica y ahora salieron al aire muchos casos de pedofilia por parte de ellos, yupi), estudio en la mejor universidad del país (con el Crédito Aval del Estado eso sí, porque no nos alcanza para pagar $500 lukas mensuales, lo cual implica que estaré endeudada por muchos años luego de terminar mi carrera universitaria, rayos, es un robo.), aun así, aparte de los contras, tengo muchos pros y lo tengo claro, los llamo privilegios porque no todo Chile tiene las mismas oportunidades, me siento culpable por ello, me siento mal al respecto y tengo demasiado metido en la cabeza que debo hacer algo con eso, no se puede vivir con la consciencia limpia teniéndolos, en este país creo que el 5% de la población los goza nomás, y ¿qué pasa con el resto?.

Hoy me centraré en la desigualdad racial y en “el descubrimiento de América”, en cómo los europeos llegaron a invadirnos, a destruirnos, a saquear, a robar, a engañar, a violar y asesinar, aparte de preñar mujeres, crear una raza mestiza y el concepto de madre soltera. 

Hasta el día de hoy los pueblos originarios de Latinoamérica y Norteamérica sufren la opresión del sistema, de ser mayoría en los 1400’s ahora en el 2018, son minoría, y aquí en Chile (no sé qué tan radical estará la situación en otros países hermanos), son una clase desterrada, ultrajada y discriminada. Un gran ejemplo es la lucha mapuche por recuperar el Wallmapu, tierra que originalmente les perteneció. Desde la conquista que los tiranos españoles intentaron desterrarlos y exterminarlos, luego ya en el Chile independizado, los “criollos” iniciaron la Masacre de la Araucanía, formalmente conocida como “Pacificación de la Araucanía” para apoderarse del territorio que estaba más allá del río Bío Bío. En la dictadura “civico”- militar del tirano Augusto Pinochet (y los gringos que prepararon un plan casi perfecto para erradicar el socialismo en nuestro país e instalar el sistema neoliberal, puaj!) muchos terrenos del Wallmapu se vendieron a la clase poderosa transformándose en fundos y empresas forestales que hasta el día de hoy explotan las tierras ancestrales y reforestan con pino y eucaliptos (especies introducidas al país y nocivas para nuestro ecosistema). El pueblo mapuche, resistente y guerrero desde el inicio de los tiempos aun lucha, luchan por recuperar todo lo que les robaron, luchan para recuperar su querido y mágico Wallmapu, luchan para mantener viva su cultura.

Yo admito (y con mucho orgullo) que apoyo esta causa, no me gusta entrometerme mucho porque no pertenezco directamente a su “etnia” (probablemente por mis venas corre un poquito de su ADN, lo cual lo encuentro bacán) pero no parezco mapuche ni crecí viviendo y aprendiendo de su cultura, vivo más al norte de elles, en el colegio sólo me enseñaron a contar hasta diez en mapudungun y actualmente sólo me acuerdo como se dice hasta el seis (qué vergüenza 😦 ).

El presidente actual del país, Sebastián Piñera este año invirtió en armamento de guerra completamente innecesario para enviar al sur, entrenó a la policía en el extranjero donde les enseñaron a combatir guerrillas y a todo esto le llamo “comando Jungla”, ¿Qué es esto, G.I. Joe?, una burla, adjunto video:

Desde hace años que tildan al pueblo mapuche de “terrorista”, ¿por qué? porque resisten y están haciendo todo lo posible por recuperar sus tierras, existen grupos más radicales que se dedican a sabotear fundos (haciendas) para ejercer presión contra el gobierno y para que así les devuelvan sus tierras. Este término se les ha escapado de las manos, actualmente, en verdad, desde hace años, existe una represión extremadamente violenta hacia todo el pueblo mapuche, toda persona es perseguida independiente de si hicieron algo o no, los pacos (policía) llegan con tanques y pistolas a hacer allanamientos a comunidades, le disparan a niñes, si, a niñes, torturan a familias completas, detienen ilegalmente incluso a menores de edad y hacen desaparecer gente, ¿volvimos a dictadura o esta nunca se terminó?. Pinche aquí para leer mas al respecto.

Todo este tema me perfora el corazón, la injusticia, opresión y el exterminio de una raza hace que incluso me sienta culpable por no poder hacer nada al respecto, por estar lejos, por no poder luchar al lado de elles. Es por eso que ayer más que nunca me dediqué a concientizar a toda persona que me tocara el tema, porque por el momento no puedo hacer mucho más, soy joven estudiante, por lo tanto no tengo el poder suficiente para lograr cambios (a parte de marchar y protestar, que no está sirviendo de mucho) y actualmente vivo en la capital del país a 721 km. de la “zona de conflicto”. Qué impotencia más grande el hecho de que el “humano promedio” se esmere tanto en exterminar a les nativoamericanes.

Me he centrado en los mapuche porque son el pueblo que está metido en más “problemas” por el momento, pero siempre tendré en mente a todas las demás etnias latinoamericanas, constantemente me pregunto qué estará pasando con la cultura aymara o diaguita, se me viene al pensamiento Rapa Nui y todos los problemas existentes en la isla, desde la falta de alimento a la sobre población chilena que migra para allá y últimamente, toda la basura que llega desde barcos pesqueros a las costas del lugar. La deforestación del Amazonas y la resistencia de sus pueblos siempre está en mi corazón al igual que el dolor que me causa la pobreza en la que vive la mayor parte de los pueblos originarios de América, siempre escucho en la tele que por ejemplo, en Bolivia atribuyen la pobreza que existe en el país a que el 88% de población que vive allí es “indígena” (político x: “y bueno Bolivia es un país muy pobre con 88% de población indígena), y si no tienen la intención de ello así se entiende y permanece en el inconsciente colectivo que les nativoamericanes son el equivalente de pobreza, que son flojos, sucios y que no aportan en nada. Maldigo al capitalismo y eurocentrismo por esto.

Me gustaría que muches expandieran su manera de ver las cosas, que se cuestionaran más todo lo que pasa a nuestro al rededor pero es casi imposible hacer que todes cambien esta manera de pensar sin sentirse ofendidos porque una les dice. Si tú, persona hermosa que estás leyendo esta entrada estás dispueste a ello te dejaré unos cuantos links informativos al final de la publicación.

Y eso es todo por hoy amigues, me sentiría súper feliz si luego de leer esto algunes cambiaran de opinión y tomaran consciencia al respecto, que dejaran de criticar la lucha mapuche y de discriminar a quien tenga rasgos fuertes con términos como “indio culiao”, si tú tienes piel morena, pelo grueso, pómulos marcados y ojos achinados siéntete orgullose porque la sangre de esta rica tierra corre por tus venas con fuerza, empodérate y fortalece a tus compañeres que se parezcan a ti. Debemos aprender a amar nuestra cultura ancestral porque es algo que queramos o no, esta dentro de nosotres.

Saludos y buen fin de semana a todes.

Links de interés:

La niñez marcada: Historias de violencia policial contra la infancia mapuche.

Documental: Living on one dollar, Guatemala

Libro: Somos tierra, semilla, rebeldía: Mujeres, tierra y territorios en América Latina de Claudia Korol

PDF en inglés: Feminist Thought: A more comprehensive introduction de Rosemarie Tong.