Feminismo, animales y humanes

La pregunta que siempre habita los cráneos feministas es “¿dónde están las mujeres?”. Es gracias a esta pregunta que muchas veces caemos en cuenta de la importancia de lo interseccional. Mujeres de todos los portes y colores, en tan extremamente distintas situaciones se hacen presentes ante la misma pregunta, dependiendo de donde la hagas. Más no nos hemos percatado que hay más mujeres, esas que escapan de los códigos humanos, las que son incapaces de entender esta invención que es el lenguaje y que por ello, no responden al llamado.

Ahora bien, los animales escapan del lenguaje, algo típicamente humano, pero no escapan del machismo. De eso precisamente trata esta entrada.

Existen hembras no humanas que no están libres de violencia machista. Lo sé, la primera vez que lo escuchas suena extraño, pero intenta abrir tu mente. Vacas, gallinas, perras de criadero, etc. ¿Por qué tantas feministas se muestran indulgentes frente a esta situación, siendo que claramente es una forma de opresión?. Quizás no lo ven, déjame explicártelo.

Vacas, el ejemplo perfecto. Son violadas para dar leche, violadas para producir más animales que su único fin es ser asesinados en pos del consumo humano.

¿Por qué a las feministas esto no les interesa? Pues claramente es violencia machista, no ejercida por su misma especie, que es aún peor, sino ejercida por una especie ajena que bajo aleros de superioridad decide apropiarse de la vida de miles de mujeres para transformarlas en máquinas reproductivas. Eso los hacemos nosotros, los humanos, los cómplices.

La solución es simple, sé veg(etari)ano. Sé un poco más consecuente con lo que predicas, no caigas ajeno ante el holocausto animal en que vivimos, holocausto que se sustenta por todas aquellas mujeres de otra especie.

De eso trata el feminismo antiespecista, de dejarnos de hacer distinciones entre mujeres, pues al final todas compartimos la misma herida, seamos de donde seamos, seamos incluso de distinta especie. Quizás los animales no tengan voz para denunciar, más eso no significa nada, esto está ocurriendo, precisamente ahora, dentro de tu estómago. Pregúntate cuántas mujeres sufrieron en pos de tu alimentación el día de hoy?

Si todo esto no termina de convencerte para incursionar en el feminismo antiespecista, déjame decirte que el veganismo o vegetarianismo, tienen un montón de beneficios para tu salud. En ese sentido, dejar el consumo animal sería un acto de amor propio. Te dejaré sitios donde puedes hallar información médica al respecto al final de la columna.

Luego de esta bomba de información sería muy malo de mi parte dejarte desamparado ante tal panorama. Por ello te dejo un plan simple de alimentación que SOLO ES UNA IDEA, de lo que podrían ser tus comidas libres de crueldad en caso de que te animes. Recuerda SIEMPRE visitar un médico especialista antes de hacer cualquier cosa. Ojalá te animes a comenzar un 2019 menos carnívoro, y mas sororo.

  • Desayuno:

a) Avena, frutas y frutos secos.

b) Quinoa con leche vegetal.

c) La clásica: marraqueta y palta. (Puedes agregarle más vegetales)

  • Almuerzo

a) Legumbres con carbohidrato y ensalada.

b) Tofu con carbo y ensalada

c) Salteados de verduras

d) Guisos

  • Hora del Té

a) Ensaladas de fruta

b) La clásica hermosa marraqueta con lo que quieras. (Palta, mantequilla de maní, mermelada, etc)

c) Smoothie

Aquí te dejo las redes de muchos doctores veganos que constantemente suben evidencia médica al respecto:

@theveggiemd

@drostfeld

@dr.mauriciogonzalez

@veg_md